24 de septiembre

[…] «Por mucho que insistamos al campesino para que deje de llamar amo al propietario de la tierra que cultiva, desea que la posesión implique una autoridad. […]

»Ahí donde el burgués acepta el sacrificio a la patria que le lleva a aceptar la amargura de la escalvitud, el campesino lo hace por la creencia fatalista de que el hombre está hecho para obedecer. […]

»¿Cómo organizar una nación en la que el campesino no entiende y domina en número la situación?»

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s